Queso Cremoso de Almendras

a las Finas Hiervas 

Cantidad: 1 Tarrina (para 4 personas)   |    Duración: Fermento de 24 a 48 horas   |    Especial:  Picoteo / Entrante 

Introducción

Sobre esta Receta

Por: Vicky Torrano

Tengo que confesaros que uno de los pasos más difíciles que di cuando cambie de una alimentación Vegetariana a una Vegana fue dejar los quesos. Me encantaban en todas sus formas, texturas, clases y sabores… Pero cuando fui consciente de la repercusión que tienen en mi salud y en el sufrimiento de los animales, tome la decisión de que esos motivos eran más fuertes para mi que los segundos de placer degustando un queso. 

Fue entonces cuando descubrí el maravilloso mundo de los quesos fermentados de semillas y frutos secos ♥ de los cuales hay infinidad de posibilidades (diferentes sabores, texturas y formas) que son todas maravillosas a todos los niveles: Para nuestra salud y para el planeta. 

Lo que hace especiales (y con un sabor muy parecido a los quesos tradicionales de leches animales) es su FERMENTO. Todos sabemos que los quesos (cualquiera de ellos) parten de la base de una `leche´ que posteriormente se fermenta. Según este proceso de fermentación, que podrá ser diferente en cada caso, nace la gama infinita de quesos que hoy en día conocemos: Cremosos para untar, más curados o semicurados, más intensos o más suaves, con diferentes sabores, especiados, etc. 

Pues bien, los QUESOS VEGETALES también parten de la `leche´ que obtenemos de las semillas o frutos secos remojados (activados) (*Consigue el `Ebook de Leches Vegetales´ AQUÍ y aprende cómo hacerlas en casa y todos sus beneficios) y que posteriormente dejamos fermentar de diferentes formas para obtener diferentes resultados. 

Lo beneficioso de estos quesos vegetales, es que al estar hechos de base de semillas y frutos secos son una fuente increíble de salud para nuestro organismo. Están cargados de vitaminas, proteínas asimilables, sales minerales. Pero muchos me comentáis que sois intolerantes a estos alimentos y que no os sientan bien, lo sé, a mi me pasaba lo mismo, pero era cuando los consumía secos (es decir, sin remojar y activar previamente). Cuando ponemos en remojo estas semillas y empiezan de forma natural a germinar, y a parte de que con este paso ya digieren sus grasas y azúcares, también cambian toda su estructura, multiplicando sus componentes nutricionales haciéndose mucho más nutritivos, digeribles y vitales ♥  

LAS SEMILLAS ACTIVADAS NOS REGALAN ENERGÍA VITAL = SALUD INTEGRAL

 

En esta ocasión, y GRACIAS a la inspiración en sus quesos y todo lo que aprendí de este mundo con Daniela de Castro (Creadora de HORGÁNICA) os traigo este queso cremoso de almendras, de corta fermentación para que lo tengáis listo en tan sólo 24 horas y lo podáis disfrutar antes. *Ya que cuando elegimos quesos de fermentaciones más largas resulta muy difícil poder resistirse a no comerlo antes de que esté listo (por lo menos eso me pasa a mi, se me hace muy dura la espera… 🙂

Este queso es delicioso y perfecto para cualquier hora del día. Podemos tomarlo como componente más de una ensalada, untado en crakers o con crudités, como crema para platos principales, de picoteo en comidas familiares, eventos o en casa…. COMO VOSOTROS PREFIRÁIS ! 

INGREDIENTES
  • 1 T. ALMENDRAS (remojadas de 12 a 24 horas)
  • 2 C. LIMÓN (zumo)
  • 2 C. Levadura nutricional
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de sal marina (al gusto)
  • 1 C. Mix de hierbas (orégano, romero, tomillo…)
  • 5 hojas de ALBAHACA fresca

 

PROCEDIMIENTO
SMOOTHY:
  1. Añadimos todos los ingredientes (menos la albahaca fresca y las especias) en una batidora de vaso o procesadora potente.
  2. Batir hasta obtener una consistencia cremosa y sin grumos. 
  3. Una vez batido, añadimos las especias (menos la albahaca).
  4. Metemos nuestra mezcla en un tarro de cristal y lo tapamos cubriendo con un paño de algodón limpio (tipo gasa, o trapo de cocina que no suelte pelusilla) y reservamos en un lugar a temperatura ambiente, aireado, y dónde no le dé la luz del sol directamente. Dejamos FERMENTAR durante 24 a 48 horas
  5. Una vez listo, picamos las hojas de albahaca fresca y las añadimos al tarro con el queso ya fermentado. 

*Ya tenemos nuestro queso listo para disfrutar. 

*Si quisieras dejarlo más tiempo fermentando podrías hacerlo sin problema. Pero una vez añadas las hojas de albahaca, conservar en la nevera. 

*Este queso nos durará en la nevera mucho tiempo, hasta que queramos, seguirá fermentando más lentamente y su sabor será más intenso conforme vaya pasando el tiempo. 

*ESPECIAL: Tomar con Crakers, crudités de zanahoria, pimiento y pepino, en una ensalada de tomate y ajo…. 

♦ MEDIDAS ♦

1T = Taza de 200 g o 250 ml

1/2 T = 100 g o 125 ml

1C = Cucharada sopera de 15 ml

1/2C = 7,5 ml

1c = Cucharilla pequeña de 5 ml 

1/2c = 2,5 ml

RELACIONADOS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.